Slide background
Slide background

La audición se valora mediante varios tipos de medición. Éstas pueden ser fisiológicas o de comportamiento y sirven para determinar el grado y las causas de la pérdida auditiva.

Audiometría: Es una prueba para determinar la audición, que normalmente se lleva a cabo en una cabina audiométrica o habitación acondicionada acústicamente y emplea un audiómetro, calibrado para que emita señales de test.

Impedanciometría: Comprueba el estado del oído medio, la movilidad del tímpano y de los huesecillos del oído medio.

Logoaudiometría: Es un método para medir el nivel de comprensión de las palabras. Se utiliza en niños y en adultos y se dictan varias palabras a diferente intensidad midiendo cuántas de ellas son comprendidas.

Electrococleografía: Prueba mediante la cual se puede determinar una condición particular de la cóclea, órgano fundamental que participan en el proceso de la audición. Esta evaluación no es dolorosa, se realiza sin ninguna preparación previa del paciente y durante su tiempo de duración relativamente corto.

Otoemisiones acústicas: Es una prueba que se realiza en niños o adultos y mide actividad en las células ciliadas del oído interno. Esta prueba es muy valiosa en niños, pues es parte de las pruebas que se deben hacer para evaluar la audición de un recién nacido pero solo tiene valor si es parte de una batería de pruebas.

Potenciales evocados auditivos y neurológicos: Prueba que se realiza a todo tipo de población y permite medir las respuestas eléctricas de los órganos que participan en el proceso de audición. Se realiza con un equipo de última tecnología canadiense (Integrity) que permite evaluar aun mientras el paciente está despierto y en movimiento, dando una respuesta confiable. Gracias a esta tecnología ahora es posible evaluar a pacientes que tienen alteraciones motoras que no les permite permanecer todo el tiempo en una misma posición y que con otros equipos son imposibles de evaluar.

Potenciales evocados de frecuencia específica: Es una prueba que permite medir respuestas eléctricas de algunos órganos que participan en el proceso de audición. De esta manera se obtiene una medida de la audición más completa a diferentes niveles frecuenciales. Esta prueba se realiza para pacientes que no están en condiciones para responder a una audiometría y que requieren un diagnostico de su audición.

Potenciales evocados automatizados: Es una prueba dirigida a bebes recién nacidos hasta 6 meses de edad, que permite identificar si hay respuestas del oído ante estímulos sonoros de manera objetiva. Es una prueba que se realiza generalmente aun cuando los bebes están hospitalizados ya que se realiza con un equipo portátil que da resultados rápidos y confiable.