Una de las grandes ventajas de utilizar audífonos es que se evita un posible aislamiento social y esto mantiene en forma nuestro cerebro y retrasa el deterioro cognitivo. Así lo ha demostrado un estudio realizado durante 25 años con más de 3.700 personas, quienes, durante este periodo, debieron responder un cuestionario que se utiliza para detectar la demencia y se sometieron a exámenes psicológicos para evaluar sus habilidades cognitivas y estado de ánimo.

 

"Con un tamaño grande de la muestra y un estudio realizado durante 25 años, se puede confirmar que la pérdida auditiva se asocia a un aumento del deterioro cognitivo en personas mayores y que, por tanto, el uso de audífonos atenúa dicho deterioro cognitivo", explicó el autor principal del estudio y experto de la Universidad de Burdeos, Francia, Helene Amieva.

Tras considerar la edad, el género y la educación, los investigadores, cuyo trabajo fue publicado en el Journal of the American Geriatrics Society, encontraron que había una asociación significativa entre la pérdida auditiva y la menor puntuación en la evaluación de la salud mental, así como un mayor deterioro cognitivo.

 Concretamente, las personas con pérdida de audición obtuvieron calificaciones más bajas en las habilidades cognitivas al inicio del estudio en comparación con las personas sin pérdida auditiva. No obstante, los que utilizaban audífonos tenían una disminución de las habilidades cognitivas más parecidas a los que no padecían pérdida de audición.

Con información de telecinco.es