El síndrome de Pendred es un trastorno genético que causa pérdida de audición en los niños. También puede afectar la glándula tiroides y a veces crea problemas de equilibrio. El síndrome lleva el nombre del doctor Vaughan Pendred, el primer médico que describió a las personas con este trastorno.

Los niños que nacen con este síndrome pueden comenzar a perder su audición desde el nacimiento hasta los 3 años de edad. Casi todos tienen pérdida de audición bilateral, es decir, en ambos oídos, aunque es posible que uno de los oídos tenga una mayor pérdida de audición que el otro.

Para leer la nota completa pulse aquí