Slide background
Slide background

Conductivas:

Las pérdidas auditivas conductivas tienen lugar cuando existe un factor que bloquea el paso del sonido hacia la cóclea en el canal auditivo o en el oído medio. Pueden deberse a varios factores: acumulación de cerúmen, otitis media, etc. Es posible tratar algunos tipos de pérdidas auditivas conductivas con cirugía, medicación y otros se pueden compensar con el uso de audífonos.

Neurosensoriales:

Las pérdidas auditivas neurosensoriales se deben a una afección en la cóclea o en el nervio auditivo. Una causa muy común de este tipo de pérdida es el daño de las células ciliadas que se traduce en la reducción en la sensibilidad a los sonidos débiles y una menor habilidad para distinguir entre varios sonidos del habla. No es posible corregirlas con tratamiento médico o intervención quirúrgica, siendo la alternativa más común el uso de audífonos.